​"Cuando digo ‘soy amado' hay un Yo y un Tú, ya somos dos: uno que ama y otro que es amado, de manera que a toda persona a la que le falte un Tú vive como una cosa.

El Yo necesita de un Tú para vivir y el Tú necesita un Yo para vivir".​ 

El interés que en América se tiene a la obra de

Carlos Díaz


Yo me quiero jubilar en América, en el sentido doble de descansar y vivir con júbilo.

​Carlos Díaz





 Obedece a varias décadas de presencia en nuestro continente de este filósofo personalista que  ha dedicado su vida a  construir un mundo mejor  de personas. A Carlos Díaz se le designa como filósofo personalista-cristiano-anarquista y muy controversial al que se teme por sus ideas revolucionarias, y esto obedece a la ignorancia o falta de interés por profundizar sobre lo que en si es el Personalismo Comunitario, así como, sobre las diferencias históricas y de contenido entre  anarquismo, socialismo, liberalismo, comunismo, etc., términos que en América nos suenan a amenaza y a extremismos políticos, por sí mismos  innecesarios y nefastos, y que sí han causado caos y dolor en nuestras naciones. 


"Sin embargo, nos hemos negado a realizar una profunda revisión de nuestra responsabilidad con la historia abandonando la participación activa y dejando en manos de los oportunistas de turno y de los intereses de las supra-naciones, el incesante saqueo a favor del bienestar de muy pocos y la miseria de la mayoría".

Es de urgencia histórica formar conciencias comunitarias que se comprometan como verdaderos seres humanos a participar sociopolíticamente en la dignificación de la persona desde sus hogares, lugares de trabajo, universidades, colegios e Iglesias saliendo así al encuentro de tanto dolor para que no se siga cometiendo el mismo atropello contra la persona en América Latina, en donde mujeres, niños, enfermos, ancianos y la población en general son coronados con la injusticia creando un clima de insostenibilidad que nos ha llevado a retrocesos en las condiciones de vida de nuestras naciones; incluso quienes se llaman personalistas, pero no lo son más que de escritorio, nos ignoran como seres humanos dignos y, aprovechándose del estado  primitivo de millones, de su ignorancia y atraso, se nos clasifica -cuando bien nos va- como poblaciones en vías de desarrollo,  o simplemente tercermundistas.

Así las cosas, por medio de esta página web usted queda invitado a descubrir la riqueza del personalismo comunitario según lo plantea Carlos Díaz Hernández en el paso del yo al nosotros. A continuación, algunos datos de su persona y obra.



Carlos Dí­az, constituye uno de los más fecundos exponentes del personalismo comunitario en lengua castellana. Su amplia producción filosófica, su intensa y continua agenda de cursos y conferencias por Europa y Latinoamérica y su continua tarea de formación de jóvenes, son testigos de su dedicación a la difusión y realización del personalismo comunitario. Discí­pulo de Mounier, en su pensamiento y en su actividad siempre ha conjugado lo polí­tico y lo profético, la urgencia de la palabra que despierte y la paciencia de la investigación filosófica. Principal exponente  del personalismo comunitario, 

corriente filosófica centrada en la dignificación de la  persona.

Xosé Manuel Domínguez Prieto

El Personalismo Comunitario

de

CARLOS DÍAZ HERNÁNDEZ

PILARES DE UNA OBRA